martes, 16 de diciembre de 2008

Lo que te di...

Te di de mi tiempo,
el mejor y más calido;
Te di mi espacio,
el mas suave y dulce;
Te di mis miedos
para enjuagarlos en ti;
Te di mis promesas,
mas verazes;
Te di mi cuerpo
que no se cansaba de amarte;
Te di de mi alma
el pedazo mas brillante;
Te di de mi cama
la parte que siempre
aguarde para ti...
Te di mis lagrimas,
las mas sinseras que creí;
Te di el atardeser
a manos llenas;
Te di de mi cafe, mi vino y mi pasión.
Te di lo que podía
y lo que me permití...
Te di eso que te llevas,
yo se que te lo dí...
Te lo di sin esperar respuesta,
pues te amaba
que caso tiene hoy fingir.

4 comentarios:

El Canijo Chaneque dijo...

Siempre la delicia de beberme tus letras, es para mi, antes de dormir -De día como lo hacemos los borrachos, los locos y los solitarios, (y los veladores y las mujeres de aventura)- un delicioso motivo para soñar con ángeles y quimeras en perfecta y de pronto sanguinaria convivencia. Hoy me di una sobre dosis de tu trabajo, logras ser específica pero imaginativa; sensitiva y solo pocas veces te entregas al mal vicio de la fatua emoción. Eso me agrada. Salados saludos.

Iratrauma dijo...

ermozaaa
damos mucho... :)
es hora de recibir

Neorelativista dijo...

No se puede fingir cuando se sabe lo que hay detrás...

Coincido con los dos anteriores comentaristas x)...

Saludos gaby, a ver cuando nos miramos de nuez...;)

El Canijo Chaneque dijo...

Por cierto. ¿la foto que corona esta entrada es de usted como modelo?