lunes, 27 de abril de 2009

Viento.


Me tocas
cual mamífera,
que en sus días
más fértiles,
te siente tibio.

Me tocas
cada poro oculto,
y me abres la piel:
entras suavemente,
entras por doquier...

Quiero hacerte mio!
quiero en ti embarcar,
mis penas más tristez,
mi modo de andar...

Y me cambias...
el aroma de la piel,
me cambias
hasta el modo
de mover...

Pues tienes
en tus rafagas la magia,
la magia
que solo el viento
puede tener!

7 comentarios:

hAcEdOrA De MiLagROS dijo...

UUUHhhhhhhhhhh...

intensos estos versos..

biiiiieeeeeennn..

la vida debe ser intensa..si no... q caso tiene??

---- NOtA: esperO q esas Rafagas de MAGIa prontO le lleguEN...=)

XO

Libres y Salvajes dijo...

te digo, aca no hay viento, desaparecio...

Libres y Salvajes dijo...

se dice entre cronopios y birretes jaja

pol dijo...

ay mi niña, lindo esto, lindo el viento limpio cuando da en la cara y cerramos los ojos un ratito, el viento no es invisible.

un beso con miguitas de galletitas en el cachete de dejo!!!

uma dijo...

Empecé a devorar el texto sin antes leer el título, y cuando llegue acá, leí los comentarios, me confundí y tuve que regresar a releerlo, ahí descubrí que se llamaba “Viento”, lo cual me obliga a confesarte que, nunca imagine que hablabas sobre él, deje volar mi imaginación y fui más allá, logre sentir esas caricias también…
¿Será que vos tampoco querías hablar del viento?

gabriel dijo...

definitivamente lo mas lindo que he leido de vos...
un abrazo gigante.. y nop, claro que no estas reprobada..jejee aun hay tiempo para leer..
besos

Don Danielo Rergis dijo...

el viento no es tan bueno cuando hay surada...

lo demás no está de más.

rafagas de magia!!.