domingo, 17 de junio de 2012

Vacío perfecto.

Se me acabaron las palabras con dedicatoria...

Y es que no a todos se les puede regalar un poema; se puede regalar a todos un beso en la mejilla (de despedida, de bienvenida, por gusto, por cortesía, sincero y falso); se puede regalar un momento (cómodo, incómodo, triste, feliz, hasta instantáneo) se puede regalar un vaso de agua (fría o al tiempo); se puede regalar una sonrisa (falsa, verdadera, de burla, de todo lo que sea, de nada que sea).

Pero no tan fácil se regala un poema, palabras... aunque sean falsas, porque hasta para eso se necesita "algo" y "algo" lo es todo, para cuando hay nada en sí...

Es verdad que solo una vez se destroza un corazón, y ahí fue donde se me acabaron las palabras... para tí, para mí... para todo.


7 comentarios:

Isidro Gómez Vargas dijo...

:/ ... De las extrañas cualidades de las letras, ventaja o desventaja (como guste verse),es que al momento de escribirlas, aunque fuesen falsas, justo en ese momento las crees completamente y al menos por un instante son muy reales. Un abrazo Gab!

pol dijo...

holaaaa tanto
tiempo!!!!

scarpelo dijo...

ya no escribes...

Gabriela Ortega platas dijo...

No encuentro cordura en mis palabras para soltarlas... son como un perro rabioso!

Caló dijo...

Si, si se te extraña mucho Flaka. Un gran abrazo.

Araña Caracol dijo...

hola gabiiiii
soy pablo de el blog escucha el color de tus suenos
como andas mi mail pablonesta@hotmail.com si volves a leer por aca.
re beso grande

scarpelo dijo...

siguen teniendo rabia?